Worship with us Sundays at 9:00 a.m. or 10:45 a.m.

Nuestras Creencias

UPC es una comunidad de personas comunes y corrientes que han descubierto que la verdadera satisfacción en la vida sólo se encuentra en una relación personal con Jesucristo, el Hijo de Dios.

Creemos que las respuestas a preguntas de la vida se encuentran en la Palabra de Dios, la Biblia. La Biblia es nuestra única regla infalible de fe y conducta. Creemos que la Biblia es inspirada por Dios, con autoridad y sin error en los manuscritos originales.

Creemos que Dios ha existido eternamente en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. También creemos que la segunda Persona de la Trinidad se hizo hombre, nació de la virgen María, vivió una vida perfecta, murió en la cruz, resucitó y ascendió al cielo, donde ahora reina a la diestra del Padre, y esperamos el día en que regresará a juzgar la tierra en justicia.

La Biblia enseña que Adán y Eva fueron creados a imagen de Dios, pero se rebelarón contra Dios quebrantando su ley. Porque Adán representaba la totalidad de la raza humana, cada uno de nosotros somos pecaminosos y culpables desde del nacimiento. Como consecuencia de ello, nuestra relación con Dios y con los demás seres humanos se rompe.

Dios es un Dios justo y santo que no puede permitir que el pecado quede sin castigo. Sin embargo, porque él también es amoroso y misericordioso, Dios escogió enviar a Su Hijo, Jesucristo, para sufrir el castigo debido a nuestro pecado.

Dejando sus pecados y poniendo su confianza en Jesús, usted puede ser justificado - es decir, perdonado y contado como justo por Dios - no por sus obras ante Dios, sino por lo que El hizo por ti en la cruz. En el momento en que usted pone su fe en Jesús, el Espíritu Santo le llena y le da el poder para vivir una nueva forma de vida - una vida de verdadera alegría, significado y propósito.

Si usted nunca le ha pedido a Dios que le perdone, y que desea ser su hijo, y cambiar tu vida de adentro hacia afuera, aquí está una oración simple que usted puede utilizar para hacerlo:

“Dios, sé que soy un pecador y no merezco la vida eterna. Pero creo que enviaste a tu Hijo, Jesucristo, a morir en la cruz y a resucitar por mí. Estoy verdaderamente arrepentido de mis pecados y quiero vivir una vida que te honra. Así que por favor, ven a mi vida, toma el control; perdona mis pecados y dame la fuerza para poner mi confianza en tu hijo para mi salvación. Acepto el regalo de la vida eterna. Ayúdame a seguirte. . . como tu hijo a partir de ahora. Amén”.

¿Y ahora qué?

No se detenga con la oración. Queremos ayudarle a crecer y madurar en su fe. Por favor, póngase en contacto con uno de nuestros pastores para ser guiado en su fe y para unirse al pueblo de Dios. Es importante tener amigos y una familia de la iglesia para ser apoyado y alentado en su caminar con Cristo.

Para una explicación más completa de nuestras creencias acerca de Dios, la humanidad, la Biblia, y la persona y obra de Jesucristo, lo referimos a la declaración confesional de The Gospel Coalition.
(http://thegospelcoalition.org/about/foundation-documents/confessional/)